Etnografía Comercial

Observe a sus clientes en su entorno natural y convierta ese encuentro en ideas que transformen su marca y servicios.

“Si quieres saber cómo caza un tigre, ve a la jungla. No al zoológico”

La Etnografía Comercial extrae a la investigación del laboratorio y la lleva los hogares, oficinas, comercios, en las calles donde la gente vive, come, compra, trabaja y juega.

Permite obtener una visión holística de la satisfacción, frustración y modos de vida.

Provee insights del lenguaje del cliente, aspiraciones, miedos, mitos y plantea grandes desafíos a los planificadores de las marcas y servicios.

Detección de emociones:

La Etnografía Comercial ofrece un aire fresco sobre el conocimiento de nuestro segmento. Formatea nuestros modelos.

La clave de nuestros estudios

– Seleccionamos a nuestros antropólogos para que empaticen con el segmento de análisis.
– Respetamos las normas éticas internacionales.
– Buscamos el timing necesario para que la información surja en forma espontánea.
– Manejamos la técnica de la observación – participante con sutileza y equilibrio.

Tipos de estudios ofrecidos:

  • Observación del uso del servicio: Son estudios que desarrollamos para obtener insights dentro de una actividad concreta y típica, tanto en el hogar como en el trabajo. Tales como cocinar, cuidar bebés, usar un cierto servicio.
  • Estudios culturales – a day in the life: Estudios orientados a descubrir normas y expectativas de productos y servicios de ciertos tipos de clientes. Buscamos insights sobre actividades y problemas que ocurren en un día normal.
  • Compras acompañadas: El objetivo es observar e interactuar con clientes mientras prueban el producto / servicio. Funcionan para comprender la experiencia del servicio dentro del ámbito de uso o compra.
  • “Guerrilla”: Son estudios que observan e interactúan a un grupo de personas (sin definición de una en particular) en su relación con el producto o servicio. Son comúnmente llevados a cabo en lugares públicos.
  • Social Network parties: Estudios en casas de familia u oficinas donde uno de los integrantes es el “cómplice” quien invita al resto a participar de un “evento social”. Mientras sucede, nuestro antropólogo observa y participa.

ESTAMOS AHÍ. DONDE SUCEDEN LAS COSAS.